Débiles ante un huracán

Legisladores de todas las ideologías entienden que es muy poco lo que se ha hecho para enfrentar un fenómeno de la magnitud de María

En los pasados seis meses, los legisladores de mayoría y minoría han radicado decenas de proyectos y resoluciones de investigación para tratar de responder desde el Capitolio al desastre que dejó el huracán María.

Son pocos los proyectos que han logrado completar el trámite legislativo. Por ejemplo, espera por la firma del gobernador Ricardo Rosselló una medida para que durante un huracán o cualquier otra emergencia se garantice el funcionamiento de lugares como hospitales, centros de diálisis, aeropuertos, égidas, estaciones de gasolina y refugios, entre otros. Aprobaron otra medida para que la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) no pueda cobrar por la electricidad que se genera con generadores, pero que se registra en las cuentas de los usuarios cuando no hay servicio eléctrico.

A estos proyectos se suma una larga lista de investigaciones comenzadas en la Legislatura para mirar todos los aspectos que descubrió el paso del huracán: el funcionamiento de los semáforos, la respuesta del municipio de San Juan, la calidad de los postes de la AEE, la respuesta de esa corporación pública y el funcionamiento de los sistemas de alarmas, entre otras tantas.

Los legisladores de mayoría no fueron tímidos en criticar la respuesta que han dado el gobierno estatal y federal a los problemas que dejó María y tampoco titubearon para decir que el País no está ni remotamente preparado para un nuevo azote de un ciclón.

El vicepresidente del Senado, Larry Seilhamer, recordó que ha empujado sin éxito un proyecto para establecer la política pública ante el cambio climático, algo que a su entender ayudaría a responder a un nuevo evento atmosférico. Para él, la respuesta del gobierno ha sido lenta y burocrática.

“Me parece que ha habido demasiada burocracia, particularmente en el ente federal. Siempre he calificado la logística que han seguido como una bien deficiente”, dijo. “Si esto sucede nuevamente, estaremos en una posición más frágil de la que estábamos cuando nos azotó Irma o María porque no nos hemos recuperado”.

Sobre el trabajo legislativo y el del Ejecutivo, dijo que “estamos elaborando estrategias, pero en términos de ejecución, de aquí a tres o cuatro meses no habrá nada para esta temporada de huracán que no sea lo que uno aprende de la experiencia vivida y eso sí es una herramienta útil”.

Fallaron muchas agencias

El portavoz de la delegación azul en la Cámara, Gabriel Rodríguez Aguiló, opinó, por su parte, que hay agencias que respondieron diligentemente como Vivienda y la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), mientras otras han dejado mucho que desear.

Rodríguez Aguiló, quien hace apenas dos semanas recibió luz en su casa, criticó a la AEE, al Cuerpo de Ingenieros y al Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP).

“No estamos listos y me preocupa que no estemos listos. No he visto que se hayan movido a revisar los protocolos de preparación para recibir algún otro fenómeno”, afirmó Rodríguez Aguiló. “Si viene un evento mañana, lo vamos a atender igual que ahora porque no me consta que se hayan revisado los protocolos para atender la emergencia. La atenderíamos con las mismas limitaciones”, aseguró.

Para los legisladores de minoría, la respuesta del gobierno ha dejado mucho que desear y, de igual forma, les preocupa que la Isla no esté preparada de cara a la próxima temporada de huracanes, que inicia el 1 de junio.

“Todavía estamos tratando de resolver los problemas de María”, dijo el portavoz de la delegación popular en la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández. “El gobierno no tiene cómo levantarse solo. No quiero imaginar una nueva temporada cuando no han podido recoger el material vegetativo, arreglar las casas. No quiero pensar en un plan nuevo cuando creo que primero tienen que resolver los problemas que tienen de frente”.

El senador independentista Juan Dalmau manifestó que el País sigue “fracturado”.

“De lo que no hay duda es que hemos tenido una respuesta anémica por parte del gobierno federal y una improvisación e ineficacia del gobierno. Todo eso lo que ha provocado es el retraso abusivo de la recuperación que tanto necesita el País”, afirmó. “Tanto en energía eléctrica como en la recuperación de áreas transitables en zonas rurales y en el tema de salud, estamos como estamos, en un país fracturado”.

El País sigue en shock

El senador independiente José Vargas Vidot recordó que radicó un paquete de medidas para preparar la Isla de cara a un próximo huracán y que ninguna ha sido atendida.

“El País no ha podido despertar del shock. No creo que haya podido concebir la naturaleza tan severa de estos daños y, segundo, hay una acción desarticulada en lo que se refiere a preparar al País porque todo está concentrado en la fase remediativa que responde a una ausencia de un plan de recuperación”, afirmó Vargas Vidot. “Tengo mucho temor porque sé que el gobierno tiene buenas intenciones y sé que quieren que se haga algo, pero esa respuesta no ha estado”.

 

Fuente: El Vocero

0 Comment

Leave a Comment

Your email address will not be published.